LOS TIPOS

 

 

Existen cuatro formas o tipos diferentes en las que la naturaleza básica de cualquier definición puede operar.
 
1 Manifestador. Positivo o activo (yang): Tipo de acción e iniciativa, precursor. Su estrategia es aprender a cooperar o cuanto menos a informar al resto antes de emprender la acción. El Sacral está sin definir y alguno de los otros tres centros motores (Corazón plexo, Sacral o raíz), conectan con la garganta (nunca es el Sacral). Siempre tienen la garganta definida.
 
2 Generador Negativo, receptivo (ying): Funcionan en modo de respuesta, pasan a la acción en función de lo que se les presenta poniendo su gran capacidad de energía en ello. Su estrategia seria pensarse el modo de responder tranquilamente antes de lanzarse. El Sacral está definido. La garganta no está definida.
 
 
Hay un subtipo generador que llamamos generador-manifestante. Un paso entre los dos anteriores. Además de tener el sacral definido, como el generador, también la garganta está definida como el manifestador pero la garganta no conecta con ninguno de los centros motores.
3 Proyector Neutro: adopta la polaridad de quien toma la energía (si es invitado a ello), depende de con quien se asocie que mostrará la cualidad Ying o Yang del mismo.
4 Reflector, cuando no hay ningún centro definido, es caso especial, solo el 2% de la población. Actúan en función de su entorno y dependiendo del tránsito lunar.
 
Seguir tu propio tipo equivale a moverte alineado con tu propio ser, con menor resistencia, desgaste físico y emocional. Vivir de acuerdo a tu tipo, seguir su estrategia, te da la habilidad de moverte suavemente por la vida, sin demasiadas resistencias exteriores y conseguir que se respeten tus términos y condiciones.

 

Se trata de borrar el condicionamiento con el que uno ha estado cargando durante toda su vida. No resulta fácil aceptar la perfección de ser de UN TIPO hasta que realmente hayas completado el proceso de haber sido transformado a nivel celular (7 años). Cuanto más disponible tengas tu capacidad de poner en practica la estrategia de tu tipo, menos conflictos tendrás.
 
1. MANIFESTADOR
 
El Sacral está sin definir y alguno de los otros tres centros motores (Corazón plexo, Sacral o raíz), conectan con la garganta (nunca es el Sacral). Siempre, por tanto, tienen la garganta definida.
Son un 8% de la población.

 

Modo: de acción / Tema: la Ira / Estrategia: Informar antes de actuar. Tiene rabia de que los otros le impidan hacer lo que quiere.
Motivación: a quién afecto, en quién impacto. Reflexiona antes de pasar a la accion a que personas va a afectar.
Personas de ACCION, que saben superar todas las fases de un proceso hasta el final.

 

"Yo soy así y voy a hacer esto" No piden permiso para actuar. Toman la iniciativa. Se apoyan en su propia energía para todo y el hecho de haber estado bajo la autoridad de sus padres, les ha hecho crear estrategias solapadas, por eso producen desconfianza en la gente. Su sentimiento básico es la RABIA.
Siente que la vida les impone demasiadas resistencias a su criterio y son rebeldes, individualistas. Cuando algo le excita lo convierte en acción.

 

El manifestador no buscará ayuda, guía, ni aceptación o aprobación de los demás, simplemente se basará en su propia energía que le impele siempre hacia adelante. Lo ha de hacer todo por sí mismo, con su propia voluntad, sin ayuda de nadie y lo antes posible.
Puede haber varios tipos de manifestadores. Un manifestador emocional quizás no controle sus explosiones emocionales y les cuesta mucho esperar a que pase la ola emocional completa.

 

No esperes que un manifestador toque a tu puerta para pedirte consejo. Es preciso ayudarles a pesar de sí mismos, tampoco esperes que lo aprecien. Nunca muestran su dolor. Sientes que no tienes ninguna importancia para ellos.
 
2. GENERADOR

 

El Sacral está definido.
35% de la población.
Modo: de espera
Tema: Frustración, no puede desplegar su energía y convertirla en hechos, se siente atascado, que está desperdiciando su energía.
Motivacion: QUIEN SOY YO. Reaccionando ante lo que llega va aprendiendo a reconocerse a si mismo.
Estrategia: Esperar para responder
El Sacral es el más poderoso de los centros motores, es la fuente de la vida. Si el manifestador es la punta del misil que se hace camino, el generador es la carga explosiva. Es el portador de la vitalidad, hace lo que requiere ser hecho, pone su energía, su esfuerzo, trabaja transformando las cosas, es activo.

 

Pasan rápidamente de una cosa a la otra. Es como si dentro de él tuvieran un consejero que aprueba o rechaza las cosas. Corrientemente están ocupadísimos con los demás, desarrollando su gran capacidad de entrega y colaboración.
El generador es una fuente de energía leal y dedicada que disfruta de lo que está haciendo y si se respetan sus condiciones, se puede usar su energía correctamente.

 

Si un generador sigue su estrategia de responder según las preferencias de su sacral, incluso puede poner condiciones que necesita y hacerse un poco de rogar, podrá disponer de su poder y sentirse satisfecho.
Los generadores están hechos para ser maestros en algo, expertos, están diseñados para avanzar despacio pasando de un nivel a otro poco a poco. El generador necesita su tiempo para seguir su proceso, no debemos presionarles, ellos terminaran por ser unos expertos en su función.

 

Un generador es un TIPO ENERGETICO. Ellos deben RESPONDER. No se trata de que deben esperar a que le pregunten sino más bien de atraer la posibilidad de responder. Debido a que es un MOTOR VIVO QUE ESTA ACTIVO, en ningún momento deja de atraer. Un generador no debe plantearse a qué debo responder, su propia energía, se encargará de sacar en todo momento a la superficie lo que vaya necesitando. Ellos no proponen como los manifestadores, ellos deben responder.
 
2.1 GENERADOR MANIFESTANTE

 

FRUSTRACION
35% de la población, es un subtipo de los generadores.
Al igual que los manifestadores, tienen algún canal conectado con la garganta, pero el SACRAL está definido. Pistoleros verbales. Transmite mucha energía, es más vivaz, tiene la capacidad de manifestar.
Tiende a responder más verbalmente que desde la cualidad tonal del centro sacral.

 

Estrategia: Romper el círculo de la frustración y vivir una vida de gozo de responsabilidad: LA HABILIDAD DE RESPONDER.
Su única verdad es su respuesta en el instante presente, sea una respuesta de sonido sacral o articulada verbalmente, pero siempre será una respuesta en el presente a menos que se trate de un generador manifestante emocional, que como sabemos, le conviene esperar a que pase el ciclo de su autoridad emocional. En el momento que responden es también el momento en que pueden sacar partido de su potencial manifestante y convertirse en alguien de ACCION, convirtiéndose en personas capaces de tremenda eficacia, productividad o acción, pero solo son más rápidos captando las cosas debido a su potencial metamórfico manifestante. Sin embargo, posiblemente, finalmente el generador manifestante, termine actuando al modo de un generador, trabajando y respondiendo con gran vitalidad y servicio, nuca actuando por sí mismos al modo de cualquier manifestante.

 

Así pues la diferencia entre el generador manifestante y el generador puro, es su rápida capacidad de respuesta, de cambio al encarar nuevas situaciones. Un generador manifestante acabará siendo, al igual que el generador, un especialista preparado para desarrollar a la perfección su labor, solo que su actitud inicial es mucho más enérgica y activa que el modo en que lo haría un generador.
Un generador manifestante es un puente entre el tipo manifestante (individualista y dominante) y los generadores puros (capacidad de entrega y servicio). Entonces, un Generador Manifestante, es un tipo que siendo muy individualista y activo, carece de la facilidad del manifestante para superar los obstáculos que surjan en proceso, apareciendo como un individuo rebelde y menos gregario que un generador puro, pero siendo al fin y al cabo un generador.

 

Su mayor dificultad es la FALSA RABIA que llevan acumulada debido a que se han pasado la vida identificándose con los temas manifestadores. Siempre les trataron como manifestadores y tienen la furia del manifestador, si bien esa rabia no es verdaderamente suya y no tendrían que experimentarla asiduamente si tomaran la estrategia disponible para ellos como seres sacrales.
 
3. PROYECTOR

 

20% de la población
Modo: de espera
Tema: Amargura /resentimiento Cuando no le necesitan, cuando no es reconocido
Estrategia: Esperar a ser invitado (el que invita algo quiere)
Motivación: CON QUIEN ESTA
Tienen el Sacral sin definir.

 

No se trata de atraer cosas hacia ellos (como un generador), sino más bien de que LOS DEMAS LOS RECONOZCAN. Puede tener 8 de sus 9 centros definidos, así pues es un tipo bastante complicado, además el reconocimiento que reciban ha de llegarles hasta cada uno de los aspectos que tienen definidos en sus diseños.

 

El generador y el proyector son similares en el sentido de que ambos comparten un modo de ESPERA en sus diseños. Esperar no consiste en detener nada, solamente se trata de reconocer el hecho de que estas viviendo tu vida y estás esperando la oportunidad para efectuar un cambio, un avance en algo que te importa, es una estrategia que utilizas, no es estar parado. Un cazador está haciendo algo mientras espera, está acechando, espera. Y es preciso que estés presente en ese momento, alerta. Esto requiere muchísima paciencia, reconocimiento y consciencia.

 

Necesitan un tiempo para responder, se van haciendo a la idea en el tiempo.
Un generador que sea realmente él mismo está respondiendo constantemente a todo lo que le rodea, todo el tiempo con cada aliento que toma, todo el rato. El Proyector en cambio, sabe esperar pacientemente a que los demás les reconozcan. El proyector está esperando a ser reconocido por aquellas fuerzas que no se resienten al ser guiadas en el despliegue de su energía.
A los proyectores les corresponde estar en el punto más alto de la jerarquía. Cuando un tipo energético comparte con ellos su energía, el proyector puede guiarles. Si bien ellos por si mismos les resulta difícil acceder a la energía.

 

Hay una relación muy especial entre los generadores y los proyectores ya que los primeros no saben lo que le conviene hacer hasta que le preguntan o proponen algo. El proyector tiene el don natural para reconocer estas cosas. Su poder consiste en que una vez que el tipo energético reconoce y acepta ser guiado por el proyector, ambos se beneficiarán del reconocimiento recibido. El proyector indicará cómo ha de ser utilizada la energía del tipo energético y le dará el mejor cauce. El proyector, al tener esa capacidad de ordenar el tráfico de energía de los demás es algo selectivo en cuanto a aceptar ciertas invitaciones por no considerarlas apropiadas para ese intercambio. Los proyectores están para encontrar ese acceso a la energía de otros, siempre que haya con ellos puntos en común, y devolvérsela filtrada y seleccionada en forma de guía, en forma de síntesis clara. Un proyector te devolverá lo que tú le das y te lo devolverá de manera que tu comprendas tu propio mecanismo, o de manera que te sea útil para enfocar una situación, o manejar tu energía del modo más apropiado y eficaz. Así son excelentes guías y consejeros, lideres, dirigentes. Toman lo que perciben del medio ambiente y lo devuelven filtrado, mejorado y de manera frontalmente cierta.
Así pues el proyector espera ser invitado para el amor, para el trabajo, para seleccionar lugar de residencia, básicamente espera por la invitación para todas aquellas cosas que alguna vez van a significar algo para él.

 

El manifestador, tiene su válvula de escape para su rabia, dando un puñetazo en la pared, el generador, barriendo más deprisa, pero el proyector carece de esas salidas energéticas y acumula amargura. Esta amargura comienza de niños con que sean otros quienes les digan lo que tienen o no tienen que hacer, con que sean otros los que les señalen el camino profesional o en otras cosas importantes de su vida.

 

Su auténtico don es saber reconocer a otros, reconocer lo que otros no pueden. Ellos conocen quienes pueden actuar y quien no, saben reconocer en los demás todas esas cosas, como están los otros, si se encuentran mal o si tienen problemas.
Con un niño proyector, vas a tener que ocuparte realmente de él, vas a tener que hacer que la vida sea algo atractivo y apetecible para él, debes hacerle saber que el mundo es dulce. Claro que lo amargo estará ahí, pero debes ofrecer el mundo a tus proyectores, invitándoles a participar en él, invítales a probar las cosas que el mundo ofrece, de esta manera estarás abriendo oportunidades reales para ellos y enseñándoles desde una edad temprana lo que les gusta y les sienta bien.

 

Si quieres que un niño manifestador salga a la calle a jugar, solo tendrás que abrirle la puerta. A un niño generador, no puedes esperar que lo haga por sí mismo, deberás preguntarle si quiere salir a jugar pero no puedes imponérselo.
Si el niño es un proyector, depende totalmente de que haya alguien con ellos que les ofrezca algún tipo de salida para su energía, no desean salir solos a la calle.

 

Cuando los proyectores logran ser ellos mismos suben hasta lo más alto del escalafón material, ellos son quienes saben extraer energía de la energía, saben cómo utilizarla, están para explotar sus recursos, para sacar partido de la energía. Beneficia a todos los que participan en el proceso, así que cuando un proyector cuando vive correctamente su diseño, recibe una recompensa mayor. Utilizan tu propia energía con mucha más eficacia y rendimiento de lo que tú mismo pudiera ser capaz. Es su don.

 

Un manifestador siente que actúa correctamente cuando nadie se opone a sus intenciones. Para un generador, la recompensa llega cuando ha sabido utilizar su energía adecuadamente. Para un proyector la recompensa se alcanza cuando pueden tener una garantía de acceso a una energía fiable para él, por eso es importante mantener un buen clima equilibrado entre sus relaciones, armonía y paz. Necesitan saber que hay entrada regular de energía en sus vidas. Son mediadores, no mandan, son democráticos. Conocen lo bueno y los puntos débiles de la gente. Son nuestros líderes. No quiere ir a los sitios, quiere que vengan a él y le den cosas. Vida cómoda. Tienen un proyecto social de interdependencia. Para ellos. Lo más importante es "con quien". Son gente de equipo. Niños dulces, buenos chicos.

 

El proyector no se sitúa dentro de los tipos energéticos, sin embargo puede serlo mucho si tiene centros motores definidos, solo que no siempre pueden expresar esa energía hacia el exterior excepto cuando son invitados a hacerlo.
 
4. REFLECTOR
 
No tienen ningún centro definido. 2% de la población
Modo: de espera
Tema: Desilusión de no saber muy bien donde se encuentra y se encuentra desubicado en este mundo, porque tiene tantos estímulos que no saben por dónde cogerlo y ven que todo está cambiando, que nada es estable.
Estrategia: Sencillamente esperar (ciclo 28 días)
Motivación: FIJARSE EN LOS DEMAS

 

Todo está abierto para ellos, todo les resulta igual de interesante, nada tiene más o menos poder que cualquier otra cosa. Tanto el reflector como el manifestador son tipos de frecuencia fija.
En este caso su frecuencia está sujeta al ritmo de la luna, durante 28 días acaban experimentado todos los tipos de diseños posibles excepto el suyo propio. Solo experimentan lo que puede ser lo demás.
Mientras dependan de alguien, su vida será desilusión.

 

Un reflector aprende a esquivar y a ser transparente. Sabe de qué rodearse. Son adaptables. Todo el mundo los quiere manejar. Su identidad es "nosotros". Son los primeros que ven el problema o el error.
Absorben y captan todo tipo de información, influencias, vibraciones a su alrededor, neurosis de otros familiares, traumas en la gente que vive cerca, todo penetra en él porque nada en él es estable. En el resto de los tipos, hay definiciones en puertas, canales o centros y eso les da su impronta, su peculiaridad, les da el matiz de lo que son y para lo que sirven. Pero el reflector no es asi, es un ser abierto a toda influencia del mundo.

 

Podría pensarse que cuando un reflector está solo estaría feliz. Pero lo que en realidad ocurre es que son personas muy inquietas, ansiosas, no encuentran su lugar, su ocupación, sufren mucho porque están absorbiendo todos los problemas de su alrededor y los viven como responsables, con culpa, o por lo menos con una inseguridad total. Inseguridad incluso con respecto a su identidad o a su imagen. Sin embargo, si la influencia es buena, si asumen roles positivos no estarán perdidos.

 

Ellos son el reflejo de todos los demás. Estar cerca de un reflector hace que te des cuenta de tu propio humor, de tu estado de ánimo, te hace darte cuenta de en qué ambiente estás metido. Ellos sienten tu casa y absorben todas sus vibraciones, si es armónica, si hay ruido o calor, si hay buena relación entre las personas...

 

Normalmente el mundo es muy imperfecto y los reflectores viven dramas personales desde la infancia porque se hacen cargo de cargas psíquicas que no les pertenecen, lo hacen por pura mecánica de su diseño, se dan síndromes de down y autismo o comportamientos muy difíciles, noches en pánico y toda clase de temores y fobias a estar solos.

 

Es necesario saber si tenemos a un reflector en nuestra vida para aceptarle tal cual es, lleno de cambios, voluble e inestable. Sigue el ciclo de la luna, cada 28 días se va definiendo todo su diseño como un árbol de navidad, para volver de nuevo a empezar el ciclo.
De manera que el proyector vive el presente y lo siente intensamente, pero es capaz de vivir en mundos de ensoñación o incomunicación. Comprender que esto es un tipo biológico serviría para comprender y tolerar los casos de niños difíciles.